La importancia de lucir como un emprendedor

La importancia de lucir como un emprendedor

Para poder ser exitosos, es necesario tener una mente emprendedora y buscar alcanzar metas dentro del mundo de los negocios. Pero a veces con esto no es suficiente.

Aunque es cierto que la imagen no lo es todo, también es cierto que la imagen que ofrecemos al mundo toma una parte importante del día a día y de nuestras relaciones profesionales. Todo el que desea tener éxito debe saber que “como luces, así te tratan”.

Lucir como alguien profesional

No es necesario vestir con prendas de lujo y contar con muchos objetos extravagantes, que pueden hacer que la persona parezca vulgar o derrochadora de dinero, sobre todo en el caso de no tener dicho capital. Lo único que se necesita es tener un estilo profesional y recatado al vestir.

Las personas suelen prestarle más atención a alguien que viste de una manera sobria. Esto se debe a que la ven como una persona equilibrada y que tiene los pies bien puestos en el suelo. Esta es una de las razones por las cuales los profesores, abogados y algunos profesionales que deben trasmitir respeto, tienen códigos de vestimenta muy acotados en sus trabajos.

Lo ideal sería lucir colores que trasmitan tranquilidad y sencillez, y no distraigan al ojo. De este modo se puede hacer que las personas puedan tener mucho más interés en lo que se dice que en lo que se viste. De este modo será más sencillo encontrar oportunidades de crecimiento profesional.

Dar una imagen de éxito

Las personas tienen negocios con aquellos que son exitoso, pero como no se puede saber el nivel de éxito alguien viéndolo a los ojos o por medio de un procedimiento mágico, las personas se concentran en ver la forma en que los demás hablan, es decir su confianza al hablar y la imagen física que proyecta hacia los demás.

Una persona exitosa, a los ojos de otros, es una persona que tiene ropa con un estilo refinado, limpia, planchada. Esto sin contar con un aroma fresco y hasta agradable, como el de un buen perfume. Esto no significa que se deba cambiar todo el guardarropa por trajes de negocios, sino que es importante que un emprendedor luzca como quiere ser visto: como alguien de éxito.

 

 

 

Compartir artículo




Loading...

Comentarios