La maldición de ganarse la lotería

Ganarse la lotería es el sueño que tiene más de la mitad de la población alrededor del mundo. Este sueño es tan extendido que no es sorpresa que alrededor del mundo hayan loterías de todo tipo.

La lotería puede ser vista como un sueño, pero la realidad es completamente diferente. Puede llegar a convertirse en una de las mayores pesadillas que le puede pasar a una persona. No es de extrañar que ganarse la lotería pueda ser considerado por algunos como una pesadilla.

Lo que fácil viene, fácil se va

La lotería implica que no es necesario trabajar o hacer algún tipo de sacrificio importante para obtener un beneficio económico, solo se debe tener mucha suerte. En vista de esto, no es de extrañar que la mayoría de las personas que ganan la lotería vuelvan a su estado de pobreza en poco tiempo.

Muchos no saben lo que es ser rico por esfuerzo propio, y no le dan ese valor que merece el dinero. Si no se le da valor al dinero, el mismo es derrochado de la forma más descarada posible, al punto de gastar en cosas tan absurdas que se conviertan en sensación en medios de comunicación. Y es que, por lo general, las personas que ganan la lotería no duran más de tres años con el dinero.

Sin conocimiento, no hay ganancia

Las personas que ganan la lotería no saben cómo manejar el dinero ganado. No es sencillo tener de un momento a otro varios millones y mucho menos saber cómo hacer para que el dinero no se acabe.

Algunas personas deciden crear un negocio propio, invertir en la bolsa y en diferentes ramas comerciales que parecen ser lucrativas. Para la desgracia de la mayoría de estos inversores, todo termina mal debido a que no saben cómo invertir mucho dinero; a diferencia de los ricos que han acumulado experiencia mientras sus fortunas crecían.

Compartir artículo




Loading...

Comentarios