Leyes básicas de dinero y las riquezas

Mucha gente dice que el dinero y las riquezas no son importantes, el verdadero secreto está en mantenerse.

Para mantener tu status debes tener experiencia, hábitos inteligentes, y un poco de sabiduría.

Sin sabiduría, el dinero se pierde rápidamente ya que se malgasta incorrectamente.

Pero con la sabiduría, el dinero puede ser adquirido aun aumentando lo que ya tienes hasta ahora.

Ya que podemos ver que muchas personas en su afán de crecer, hacen mal uso de sus finanzas.

Muchos piensan que tener dinero es símbolo de comprar todo lo que está a tu alrededor.

Cuando muchas veces los grandes empresarios se restringen de comprar cosas lujosas por seguir hasta el final con sus metas.

 

Cuatro leyes del dinero y las riquezas de acuerdo con George S. Clason en su libro El hombre más rico de Babilonia

  1. El dinero vendrá a aquellos que están ahorrando al menos el 10% de sus ingresos

Si deseas crear riqueza, dijo George S. Clason, debes dejar un mínimo del 10% de tus ingresos guardados.

El dinero y las riquezas vienen con mucho gusto, en cantidades cada vez mayores.

Pero es necesario que el hombre guarde la décima parte de sus ingresos.

A fin de crear un pozo en previsión de su futuro y el de su familia.

  1. El dinero que ahorra e invierte puede generar más

Una vez que se han comprometido a reservar una parte de sus ingresos, el dinero se puede multiplicar.

El dinero está trabajando constantemente y es rentable para el dueño.

  1. Debes estar atento para hacer crecer tus riquezas

Ser paciente y atento como inversor te puede llevar a cosas buenas.

Si el dinero sigue estando en posesión de una persona prudente, el mismo va a crecer de manera exponencial.

  1. Invertir en cosas que sabes que es más probable que conduzcas a la riqueza

Un gran salario no garantiza la riqueza.

Al final del día, su salario es sólo un número.

Y si el dinero detrás de esta cifra no se gestiona de forma prudente y adecuadamente, puede desaparecer en un instante.

Es por ello que dinero y las riquezas deben ser medidos con mucha cautela y astucia para poder garantizar el verdadero crecimiento.

Compartir artículo




Loading...

Comentarios