Pasaba trabajando 8 horas al día y luego de dejarlo me volví millonario

Seguramente eres de esas personas que salió con el modelo estándar de la vida, vas a la escuela, luego a la universidad y ahora estas trabajando 8 horas al día esperando que se te presente la oportunidad para ser millonario.

Trabajando 8 horas al día no es rentable

Analiza tu situación actual y hazte esta pregunta:

¿Seré millonario haciendo lo que estoy haciendo?

Se sincero en tu respuesta, pues de lo contrario no es a mí a quien engañas.

Entiendo de verdad lo que estas sintiendo, yo también lo viví, me di cuenta que trabajando 8 horas al día para otros, no es rentable.

Al principio creía que amaba mi trabajo, era ayudante de cocina en un restaurante, la cocina es mi pasión, allí me sentía libre, plenamente feliz.

Pero, los 11 dólares por hora que recibía, no era suficiente para:

  • La renta.
  • El transporte.
  • Mantenerme comunicado.

En fin, mi situación económica se agravó por lo que decidí renunciar a mi empleo.

Sabía que debía actuar de inmediato, el éxito no esperaría por mi.

¿Que debía hacer?

Solicité un préstamo y con la experiencia que obtuve por 10 años en cocina instalé desde casa un pequeño salón para enseñar el arte culinario a quienes lo deseen aprender.

El inicio de un negocio

Empezar un negocio no es sencillo, tenía muy pocos estudiantes, además el presupuesto no alcanzaba para tener una buena publicidad.

Si no aumentaba la matrícula no ganaba dinero y por ende tendría que irme a la quiebra.

Hice que mis primeros estudiantes de cocina formaran parte de mi publicidad, el estudiante recibía un descuento en su pago por hacer que otros que se registren en el programa.

Fué lo mejor que pude haber hecho,

Al cabo de 6 meses la matrícula aumento en más del 300%, tuve que abrir otros salones en casa y solicitar la ayuda de otro cocinero que me ayudara con las clases.

En los primeros años la ganancia se iba invirtiendo cada vez mas para ampliar el negocio.

Hoy en día es una de las escuelas de arte culinario de mayor prestigio en el mundo.

Alcanzar el éxito es una tarea ardua y es muy gratificante ver que todo el esfuerzo valió la pena.

Compartir artículo




Loading...

Comentarios