Vigila tus inversiones

Si quieres ser millonario no puedes dejar tus finanzas a un lado, tienes que ser el principal vigilante de tus movimientos financieros, aunque confíes demasiado en alguna persona, la mejor persona para estar pendiente de tu dinero eres tú mismo. Cuando tienes capital invertido en alguna actividad comercial, en bienes y servicios, o en activos en una bolsa de valores; por ejemplo, nunca descuides lo que esté pasando en el mercado, lo que ocurra con tu dinero; el dinero no tiene amigos y no sabes qué pueda pasar en tu ausencia.

Cuida tus finanzas

Tus cuentas las manejas tú y las de tu empresa, tu personal administrativo o tú mismo. Si tienes empleados encargados de llevar las cuentas, tampoco puedes descuidar el trabajo que hacen, de ello dependerá que no exista ni un espacio para el error, para las malas decisiones o las decisiones arbitrarias.

Si tú eres el dueño de ese dinero, lo que tú digas es lo que se debe hacer. Aunque esté en manos de otras personas bajo tu mando, tiene que haber un momento en el cual te presenten cuentas y entre menos espacio haya entre cada una de estas revisiones, mejor. Tú debes gerenciar, dirigir, vigilar, analizar los resultados y tomar las decisiones que ellos deben ejecutar con tu dinero que es el que está siendo invertido. Si ya eres millonario y quieres seguir siéndolo, cuidado con estos detalles, si aún no eres millonario, pero esa es tu meta, también.

Sé tu único administrador

Tus finanzas deben ser como una especie de amante para ti, dedícale tiempo, esfuerzo, tesón y amor a lo que haces para que crezca tu dinero; si descuidas tus finanzas, no crecerán. Es lo mismo que sucede cuando descuidas la atención a un amor, simplemente dejará de nutrirse y se quedará de un lado, enfriándose y apagándose.

Compartir artículo




Loading...

Comentarios